Algunos recuerdos son mejor olvidados

memento-cartel_650

Memento de 2000, es el segundo largometraje del director de cine, guionista y productor, Cristopher Nolan, quien gracias a esta pieza maestra llegó a la fama.

La idea de Memento está basada en el relato de su hermano Jonathan Nolan, Memento Mori (“Recuerda que vas a morir”), pero como es normal, acabaron imponiéndose las ideas del director, quien es el guionista de este largometraje.

Nolan cambia la estructura narrativa de la historia al alterar su evolución, contándola al revés, de esta manera convierte el relato en una estructura narrativa no lineal, en donde juega con el espectador y la acción del protagonista. A medida que va transcurriendo la trama, Nolan inserta recuerdos del protagonista en Blanco y negro, el cual avanza de forma lineal, pero lo hace en conjunto con el presente que, como mencione anteriormente, está contada al revés.

El protagonista Leonard (Guy Pearce), es un investigador de seguro que sufre una extraña enfermedad que le impide recordar los acontecimientos recientes, lo único que permanece siempre en su memoria son los últimos minutos de la vida de su esposa, quien es violada y asesinada mientras él dormía.

Su propósito es encontrar al que asesinó a su esposa y matarlo, pero aunque parezca que su enfermedad puede ser un impedimento para lograr su misión, el recuerdo de Sammy Jankis lo hace analizar.

Para entender mejor la trama, Sammy Jankis padecía de memoria a corto plazo, y aunque para Leonard, Sammy siempre estuvo fingiendo su enfermedad, él le decía a la sra Jankis (cuya misión es ver a su esposo como antes) que los instintos humanos de Sammy lo iban a hacer regresar. Debido a esa conclusión, un día, la sra Jankis decidió inyectarse 3 veces insulina para ver si su esposo reaccionaba y volvía a ser como antes, pero no fue así, ella murió viendo como su esposo no se daba cuenta de lo que estaba sucediendo y Sammy terminó en un manicomio, donde ni recuerda lo que sucedió.

Por esta razón, Leonard no quiere terminar como Sammy, y trata de ser lo más organizado posible para no olvidar las pistas que lo llevarán a lograr su misión, por lo que se tatúa los hechos que va consiguiendo y en el pecho su propósito para nunca olvidarlo, además también anota pensamientos sobre personas o lugares que fotografía para recordar que significan para él.

Otro personaje que conoce Leonard es a Natalie, quien decide ayudarlo por compasión porque también perdió a su esposo y le da más pistas para llegar al asesino, además Leonard logró la misión de Natalie: darle una merecida golpiza a su actual novio.

El ultimo personaje es Teddy o John G, quien en toda la trama parece ser el asesino, pero termina siendo un policía que conoce su caso y lo ayuda a matar al verdadero asesino, su misión es lograr que Leonard se vaya de la ciudad, pero como a Leonard ya no le agrada más, quizás porque le cuenta la verdad y no es la verdad que a él le gusta.

En esa escena se logra observar que a Leonard le gusta solo recordar lo que él quiere, por lo que decide que Teddy será su John G y lo mata (este plano se logra observar al principio del largometraje, por esta razón, también el espectador cree que es el asesino).

Memento es un excelente largometraje que demuestra la importancia de la creación de una buena historia y de un buen guión, en donde encuentras personajes interesantes que unido con un buen manejo de la cinematografía crean una obra maestra.

Así que no lo olvides, “Algunos recuerdos son mejor olvidados”.

LOS SUEÑOS DE KUROSAWA, UN PARAÍSO AUDIOVISUAL

en_sue_os

Sueños es un film de 1990 basada en los sueños del maestro, escritor y director Akira Kurosawa, quien divide la película en ocho maravillosos cortometrajes de 20 minutos cada uno. Las historias expresan la interacción del ser humano con el medio ambiente, a través de episodios sobre la infancia, la humildad, la obediencia, la relación con el arte, la muerte, la espiritualidad, la destrucción de la civilización y la ecología. Además kurosawa refleja los cambios que experimentó Japón durante el siglo XX.

En esta oportunidad analizaremos por capas el octavo sueño de Kurosawa: “El pueblo de los molinos de agua”. Por ser el último sueño es uno de los más impactantes del film por la reflexión que deja a final. Se trata del joven Akira, un viajero que llega a un tranquilo pueblo, lleno de paz y espiritualidad, donde existe una relación entre los habitantes y la naturaleza dejándole al joven una gran enseñanza de vida.

  1. El joven viajero: El joven viajero llega a una aldea, donde se respira paz y tranquilidad, observa a unos niños educados que agarran unas flores y las dejan en una piedra bajo un árbol. La fotografía de Takao Saito, director de fotografía, es magnífica, te hace querer estar en la aldea y contemplarla con tus propios ojos. La música de Shinichiro Ikebe te hace sentir en el lugar, se escuchan los pájaros cantar y el agua pasar por el río y los molinos de las casas.
  2. El viejo sabio: El viajero se encuentra con un hombre viejo y sabio que está arreglando una rueda de un molino de agua que se descompuso, el anciano le explica que las personas de su pequeño pueblo decidieron renunciar a las tecnologías modernas porque estas eran vanidosas y egoístas, además de producir contaminación, así que optaron por regresar a una era más buena y limpia, donde puedas percibir mucho mejor a la naturaleza, la cual la sociedad había abandonado hace ya un tiempo atrás. A partir de la aparición del nuevo personaje, el director utiliza encuadres más cerrados para las interacciones en el dialogo, siempre destacando el paisaje.
  3. Valora a la naturaleza: El personaje de Akira, impresionado por todo lo que le está contando el anciano comienza a contemplar el medio que lo rodea. Nuevamente una fotografía impecable de Saito, quien conjunto con el maestro director utilizan los primeros planos detalles del ambiente. El viejo sabio continúa dándole clases de valores sobre la naturaleza explicándole que la sociedad está acostumbrada a sobrevalorar objetos innecesarios, y a contaminar los que nos proporciona vida, incluso nuestra mente.
  4. Un funeral diferente: Todos asisten a la gran fiesta del pueblo, es el funeral de una anciana de 99 años de edad. Los ancianos, adultos y jóvenes llevan sus instrumentos, los niños lanzan flores, y todos van danzando con sus vestimentas coloridas juntos al cementerio de la colina, donde enterrarán a la anciana. El viejo sabio le explica a Akira que en su pueblo las personas no lloran, al contrario, celebran con alegría lo que perciben como el final correcto para una excelente vida, además que al mantener un estilo de vida sano tienen más años de vida y eso les da un motivo mayor para celebrar. es como si al morir las personas se convirtieran en naturaleza.

La fotografía es impecable durante todo el film y eso es gracias a Takao Saito, el frecuente director de fotografía de Kurosawa, quien, además, estuvo nominado como Mejor Director de Fotografía por su trabajo en la película Ran (1985), escrita y dirigida también por el maestro Kurosawa.

La maravillosa música es de Shinichiro Ikebe, quien supo cómo hacerte sentir parte del film con un audio limpio en los diálogos, una movida canción de celebración para la fiesta y la música instrumental del final para hacerte reflexionar, pero sin duda alguna, la merecedora del Premio de la Academia Japonesa en 1991 como Mejor Música por Puntuación son los sonidos de la naturaleza, te hace reflexionar al mismo tiempo con el joven Akira.

Los directores de arte Yoshirô Muraki y Akira Sakuragi  te dejarán impactados por sus elecciones para el escenario del pueblo, una aldea repleta de naturalidad, flores por doquier, arboles grandes y un río que ama ser fotografiado. De hecho, un dato curioso sobre la escena del último sueño fue filmada en la granja Dajo Wasabi, situado en la prefectura de Nagano.

Como director, Akira Kurosawa utiliza en la mayoría del sueño planos generales para hacerle sentir al espectador un sentimiento propio por la naturaleza haciéndolo sentir parte de ella, lo cual los hará reflexionar mucho más al respecto. También tienen planos detalles del ambiente, como de las flores o del riio.

El Pueblo de los molinos de agua, tiene como reflexión, respetar los valores morales y cuidar a tu medio ambiente, ser parte de él o ser uno solo y tener en cuenta que tu hogar es el lugar donde vives y vivirán tus hijos. Esta reflexión se complementa con la dirección, dirección de fotografía y de arte, y la música del film, que en conjunto tienen un equilibrio que ayudan al espectador a reflexionar el sueño logrando así el objetivo de Kurosawa.

Además, como se mencionó al principio, Los sueños de Akira Kurosawa son un reflejo de los cambios que experimentó Japón durante el siglo XX, y por ser este el último sueño es donde Japón históricamente vive una era moderna, un país capitalista. Akira sueña con que Japón sea el pueblo de los molinos de agua o, al menos, intentar ser buenos humanos o ser naturaleza como nos enseñó el viejo sabio.

Los sueños de Akira Kurosawa cuenta con un realismo mágico que te ínsita a reflexionar sobre la vida misma, por lo que todo ser humano debería sentarse a contemplarla al menos una vez y reflexionar sobre su camino de vida, recuerda: ¡nunca es tarde para comenzar de nuevo! Los invito a terminar de ver los 8 sueños de Kurasawa.

¡Disfruten de este paraíso audiovisual!

La tengo, no la tengo

Un cortometraje venezolano de los hermanos klein, donde el escritor y director León Klein, quien a su vez interpreta el papel del protagonista, demuestra mediante varias circunstancias la realidad cotidiana de la mayoría de los jóvenes venezolanos.

Para nadie es un secreto que el venezolano está caracterizado por su humor, por lo que León Klein lo supo llevar muy bien al introducir la jerga de los jóvenes causando de esta manera una mayor atracción visual.

Además Klein, desarrolla a lo largo de la pieza audiovisual elementos cotidianos de la cultura juvenil venezolana como lo son las salidas con los amigos,  las cervezas, el sexo casual  y el machismo como elemento principal del venezolano.

La historia se basa en el protagonista, Dani, quien a diferencia de sus amigos es romántico, sensible y respetuosos, pero que al ser dejado decide cambiar su actitud hacia las mujeres y ser uno más del montón, es decir, un hombre machista e insensible, que no le interesan los sentimientos de las mujeres, como dice la frase machista venezolana: «mientras más las trates mal, más te buscarán» o como León Klein menciona en una de sus escenas «macho que se respeta no compra rosas».

Sin embargo, la nueva personalidad de Dani lo llevará a enfrentar un incómodo conflicto amoroso por involucrarse con una desconocida y su ex novia al mismo tiempo.

Una anotación interesante en la escena del conflicto amoroso de Dani es observar la confrontación psicológica entre sus padres, por un lado está la típica madre venezolana, fuerte y trabajadora, encargada del soporte familiar, y en el otro polo está su padre, un hombre que demuestra ser un machista al estar feliz por encontrar a su hijo envuelto en este semejante problemas, pero que al mismo tiempo tiene una contradicción personal al continuar casado con su esposa y que además ella sea la que tiene la decisión final en la familia, por lo que es un machismo impuesto por la misma sociedad. Para el hombre venezolano, el padre debe estar orgulloso de ver a su hijo salir con muchas mujeres, pero en cambio, su hija no puede tener ningún noviazgo.

León Klein escribió un interesante guión sobre la cultura venezolana colocando situaciones comunes que vive la sociedad. El machismo es uno de nuestros más grandes problemas como país y Klein lo supo demostrar muy bien al tener, principalmente, un buen elenco que te hace sentir parte del audiovisual.

La variada selección de planos causa mayor interacción con el espectador, le da un dinamismo,  que al sumarla con una música, la cual está acorde con el desenvolvimiento de los personajes y la trama del cortometraje, resulta ser una razón para que el espectador continúe viéndola hasta saber cómo finaliza la historia.

La tengo, no la tengo es un interesante cortometraje que refleja la cultura venezolana de hoy en día, reflexionando así el gran error que tenemos como sociedad al seguir denigrando a las mujeres. Me parece una excelente pieza audiovisual que debe ser vista por todos los venezolanos para que abramos de una vez por todas los ojos y mejoremos como país.